Peculiaridades de la cultura mexicana

La cultura mexicana presenta ciertos elementos singulares que la hacen muy llamativa y que despiertan la curiosidad de propios y extraños. Tal vez uno de los aspectos más característicos es el amplio y profuso colorido del arte mexicano. La pintura y las artes plásticas en general se nutren de un sustrato indígena y popular que privilegia el uso de variados colores de gran intensidad y saturación, recreando líneas paralelas, entramados y figuras geométricas.

sombrerosOtra peculiaridad famosa de la cultura mexicana son los grandes sombreros de charro. Estos sombreros protegen frente al inclemente sol, y también sirven como protección en caso de caer desde el lomo de un caballo. Se pueden fabricar de fieltro de lana, pelo de liebre, paja de trigo o palma. Las formas, peso y demás características de los sombreros dependen de cada región: en las zonas más áridas el ala es más ancha, y en las zonas boscosas y húmedas los materiales de fabricación son más frescos.

El intenso fervor religioso es otra característica fundamental de la cultura mexicana. El culto a la Virgen de Guadalupe es con mucho el de mayor popularidad en el país. Los mexicanos suelen ser muy apegados a la familia, la cual ocupa un primerísimo lugar entre sus valores. En la población rural y obrera, sobre todo la femenina, es muy frecuente la fuerte afiliación familiar, la pasividad y la obediencia como características definitorias.

En cambio, las clases más educadas de las ciudades son más independientes, impetuosas, activas y auto-afirmativas. Esta tipología cultural se da con más frecuencia en la población urbana masculina.

Uno de los aspectos más curiosos de la cultura mexicana es la tradición de celebrar por todo lo alto el Día de los Muertos, festividad que suele celebrarse entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre. En esta tradición se mezclan los misticismos indígenas y cristianos.

El sincretismo religioso en México ha dado pie a supersticiones muy extendidas. El pueblo de Catemaco, al sur de Veracruz, está considerado como la capital mundial de los brujos, quienes realizan a los visitantes trabajos de limpieza, adivinación y curación.