Las relaciones familiares en la cultura mexicana

Entre los mexicanos, la familia ocupa un lugar central. A pesar de la influencia de culturas extranjeras, y de la modernización que se ha visto reflejada a lo largo y ancho del país, los vínculos familiares siguen teniendo un rol fundamental en la vida del mexicano promedio.

La familia, como célula fundamental de la sociedad, ha tenido en México una importancia capital. Los lazos familiares replican patrones culturales, y los padres y abuelos ejercen sobre los más jóvenes una autoridad de mucho peso.

La familia mexicana típica se basa en dos premisas tradicionales: la supremacía del padre como proveedor, sostén y gobernante del hogar, y la abnegación y el sacrificio que debe hacer la madre para criar a sus hijos. En general, las premisas culturales de la familia mexicana sobreviven muy a pesar del influjo de los factores modernizadores, aunque todo varía dependiendo de una serie de factores, entre los que podemos mencionar el nivel educativo y socioeconómico de la familia.

Por ejemplo, en tiempos recientes se ha evidenciado una emancipación creciente por parte de las mujeres jóvenes de cierto nivel educativo, muchas de las cuales han decidido posponer la maternidad y la vida familiar para privilegiar la vida profesional.

La sociedad tradicional, sin embargo, privilegia la vida familiar ante la profesional o individual. De hecho, la mayoría de los mexicanos sienten que el individuo no vale tanto como la familia que logre formar. Así, un individuo adquiere valor de acuerdo a la familia a la que pertenezca o a la familiar que logre conformar.

Los valores familiares más apreciados son el amor y la solidaridad entre sus miembros. Sin embargo, la influencia mediática, sobre todo de la televisión, es cada vez más fuerte. En este sentido, la televisión mexicana incide en los patrones de conducta de los miembros más jóvenes de la familia, lo que muchas veces mina la consecución de los valores compartidos.

Lo que para generaciones anteriores era impensable, como el hecho de poder compartir una mesa de juego con personas de todas partes del mundo sin necesidad de encontrarse físicamente en un sitio, hoy en día está al alcance con iphone casino y más aun cuando en los últimos años han logrado que esta posibilidad funcione perfectamente en dispositivos móviles.