La cultura mexicana

Mexican cultureLa cultura mexicana combina una innumerable variedad de influencias, tanto autóctonas como extranjeras. México fue históricamente el hogar de varias civilizaciones prehispánicas muy destacadas, tales como los aztecas, los mayas, los olmecas y los zapotecas. Incluso dentro de cada civilización, existían tribus bien diferenciadas por sus propias lenguas, dialectos y costumbres. Las estimaciones más convencionales apuntan a que en México existen actualmente casi setenta idiomas indígenas diferentes.

Con la llegada de los españoles en el siglo XVI, muchas comunidades indígenas se vieron drásticamente mermadas debido a la guerra, la esclavitud y, sobre todo, a las nuevas enfermedades contra las cuales los indígenas no tenían inmunidad natural. Sin embargo, una importante población nativa logró sobrevivir, incorporando de forma progresiva muchos elementos culturales de la civilización española y europea en general. De igual forma, los españoles tanto peninsulares como criollos adoptaron costumbres, tradiciones, gustos y giros lingüísticos propios de los indígenas.

Una tercera vertiente poblacional es la afromexicana. A diferencia de otros países latinoamericanos, sobre todo caribeños, podemos decir que México no recibió contingentes importantes de población africana durante la época colonial. De todas formas, se estima que en el territorio mexicano habitan al menos medio millón de descendientes de africanos.

La cultura mexicana es resultado de la profusa mezcla de esas culturas que han hecho vida en el país desde tiempos inmemoriales. Además, ese acervo cultural ha sido condimentado en tiempos recientes con la acuciante impronta cultural norteamericana.

La religión católica es el elemento más unificador y transversal de la cultura mexicana, viéndose influenciada también por elementos indígenas en las zonas donde la población nativa es más numerosa. La música, el baile, el canto, la pintura, la escultura, la arquitectura, la poesía, la filosofía, la literatura y las artes audiovisuales son fiel reflejo de esa simbiosis histórica de elementos, tan característica de México y de su gente.